Atahualpa

Atahualpa fue un nombre cargado de mucha historia, guerras, masacre, traiciones y muerte. Hoy te contaremos sobre su vida y los principales sucesos que lo marcaron e hicieron una diferencia en la historia; su juventud y cómo transcurrió su vida a lo largo de los años.

Atahualpa

Fue el hijo del emperador Huayna Cápac; se dedicó a gobernar y administrar a los Incas; a su paso creó diversas rebeliones que le permitieron conquistar nuevas tierras. Tenía grandes habilidades para razonar y ejerció una fuerte autoridad. Llegó a ser muy influyente en el alto mando militar y tenía la aprobación de los comandantes más influyentes.

¿Por qué es importante o conocido?

Se le conoció por ser el último soberano inca quien llegó al trono tras ser elegido por su padre. Aunque tenía un hermano primogénito a quien le debía corresponder el mando, Atahualpa luchó de una forma feroz por el trono y junto con su ejército asesinó a su hermanastro Huáscar y se tituló emperador.

Vida temprana

La fecha de su nacimiento fue entre el año 1.497 y 1.500, se desconoce realmente donde sucedió; algunos afirman que nació en Cuzco, mientras que otros consideran que su nacimiento ocurrió en Quito; sin embargo, esta última teoría carece de base y pruebas que confirmen la existencia de un reino en Quito; además, en algunas de estas obras no mencionan siquiera el nombre de la madre de Atahualpa.

Por otra parte, los historiadores de mayor reputación como Sarmiento, Betanzos y Cieza, afirman que Atahualpa nació en Cuzco, que provenía del linaje inca y que su madre era una princesa; explican que la teoría de que nació en Quito fue creada por los huascaristas, para que los españoles lo creyeran un bastardo usurpador.

¿Qué hizo?

Atahualpa estuvo durante su infancia con su padre en Cuzco y desde muy joven se involucró en el ejército; por eso estuvo al frente con su padre y su hermano Ninan cuando los Caranquis y los Cayambis se rebelaron. Luego estuvo por más de 10 años en Quito con su padre para ayudarlo a conquistar nuevas tierras y fue entonces cuando se ganó su reconocimiento por la valentía, autoridad y su accionar bélico.

Las rebeliones de Atahualpa contra Huáscar

En muchas ocasiones hubo enfrentamientos entre las fuerzas de Atahualpa y Huáscar; sobresale lo ocurrido en el año 1.529 cuando Atahualpa se preparaba para una guerra en Tomepampa, pero fue capturado por leales a Huáscar; así fue encerrado en un tambo real donde la misma noche fue liberado por sus aliados y se convirtió en toda una insurrección.

Logró escapar gracias a la barra de cobre que recibió de mamacuna y con ella hizo un forado en la pared, por donde pudo escabullirse sin que nadie lo notara. Estos acontecimientos los usó Atahualpa para hacer creer que el Inti lo había convertido en una serpiente para que pudiera escapar; desde ese entonces todo el imperio consideró a Atahualpa como un ser místico.

Posteriormente siguieron los enfrentamientos contra las tropas de Huáscar y en varias ocasiones debieron retroceder ambos; sin embargo, las tropas atahualpistas masacraron y exterminaron a varios pueblos de Huáscar; llevando a muchos a aliarse con él. Pero en esta lucha Atahualpa también salió herido y en algunas ocasiones tuvo que reorganizarse.

Finalmente Huáscar fue apresado y encerrado, allí lo forzaron a ver cómo asesinaban a toda su familia; recibía vejaciones, burlas, insultos, incluso su madre llegó a cuestionar la forma como gobernaba. Luego, por órdenes de Atahualpa, fue arrojado a un abismo que daba a un río, murió estando cerca de cumplir 27 años.

Reconocimientos

Además de sus claras habilidades en el campo de batalla y la autoridad que ejercía, a Atahualpa se le llegó a conocer como el primer ajedrecista latinoamericano; se dice que aprendió a jugar ajedrez mientras estuvo en la prisión en Cajamarca.

Al observar constantemente jugar a los guardianes, aprendió el juego y era un vívido espectador; incluso llegó a sugerir una jugada a Hernando de Soto y esto lo salvó de hacer un mal movimiento. Se dice que desde ese entonces los guardianes invitaban a Atahualpa a jugar con ellos; incluso se dice que de allí nació la jugada que se conoce como Gambito Atahualpa.

Pero el mayor legado de Atahualpa se le atribuye a sus habilidades en el campo de batalla; por eso se habla de su osadía para enfrentar a los rebeldes y hacer valer su autoridad. También se le llegó a conocer por las muchas riquezas que acumuló cuando conquistaba tierras ricas; además, contaba con el apoyo de muchos generales, llegó a tener la mejor tropa del imperio y era considerado una amenaza de poder para muchos.

Últimos años

Atahualpa fue capturado por los españoles de forma muy astuta y se aprovecharon de la confianza que mostraba; esto llevó a que el propio Atahualpa se presentara en Cajamarca y allí hubo un terrible enfrentamiento, donde murieron la mayoría de los seguidores de Atahualpa; unos por estampida cuando intentaban huir y otros fueron muertos por los españoles.

Aun en prisión, Atahualpa se sentía alegre y conversaba con sus captores, incluso se le concedió cierta comodidad; por ejemplo, tenía sirvientes y mujeres que lo atendían e incluso seguía siendo el administrador de su imperio. Atahualpa intentó negociar con los españoles y les ofreció oro, plata y otros metales preciosos que eran bien valorados por ellos.

Se firmó toda un acta de acuerdo y Atahualpa mandó a traer una cantidad importante de oro y plata; se calcula que para mayo de 1.533 se había recibido 1.326.539 pesos de oro y 51.610 marcos de plata; todos recibieron parte del botín. Sin embargo, Atahualpa fue juzgado por el consejo de guerra que presidió Pizarro; el cual inició el 25 de julio y terminó el 26 de julio.

El juicio se caracterizó por declaraciones amañadas y falsas por personas que odiaban a Atahualpa; finalmente lo hallaron culpable de idolatría, herejía, regicidio, fratricidio, traición, poligamia e incesto. Lo condenaron a que se le diera muerte en la hoguera ese mismo día.

Muerte

Se le dio muerte la noche del 26 de julio del año 1.533 en la plaza de Cajamarca; allí lo rodearon soldados españoles y lo colgaron en un tronco justo en el medio de la plaza; luego esparcieron leños cerca de sus pies con la finalidad de prenderle fuego; sin embargo, al darse cuenta de esto y debido a su religión y tradición Inca, expresó que debía ser embalsamado; esto era porque tenía la esperanza de resucitar en otro mundo.

Así que dialogó con el cura Valverde y negociaron un bautismo como cristiano para luego ser ahorcado y posteriormente poder recibir un entierro; así sucedió y entonces fue estrangulado. Al siguiente día se ofreció una ceremonia en la iglesia y a su cuerpo se le dio sepultura cristiana allí mismo; sin embargo, al transcurrir algunos días desapareció el cadáver; se cree que fueron sus súbditos a fin de momificarlo, como era su tradición.

Referencias Bibliográficas

  • Atahualpa. (s.f.) en Wikipedia. Recuperado el 05 de diciembre de 2019. https://es.wikipedia.org/wiki/Atahualpa
  • Biografía de Atahualpa (s.f) en Biografiayvidas. Recuperado el 05 de enero de 2019. https://www.biografiasyvidas.com/biografia/a/atahualpa.htm
¿Cómo citar?

Título: Atahualpa.

Autor: Editores de BiografiaCorta.co

Última edición: enero 22, 2020

Disponible en: https://biografiacorta.co/atahualpa/

Consultado: octubre 3, 2020

Deja un comentario