Toribio Rodríguez de Mendoza

En esta biografía corta hablaremos sobre Alejandro Toribio Rodríguez de Mendoza quien fue un reconocido sacerdote, educador y político intelectual peruano; es considerado uno de los precursores de la independencia de su país y además, también fue parte de  la firma del acta, gracias a su labor de profesor en el Real Convictorio de San Carlos.

Toribio Rodríguez de Mendoza

Alejandro Toribio Rodríguez de Mendoza, fue un reconocido sacerdote, educador y político intelectual peruano; es considerado uno de los precursores de la independencia de su país y además, también fue parte de  la firma del acta, gracias a su labor de profesor en el Real Convictorio de San Carlos.

Vida temprana

Alejandro Toribio Rodríguez de Mendoza, también conocido por Toribio Rodríguez de Mendoza, nació el 17 de abril de 1750 en Chachapoyas, Amazonas, cuando en el poder se encontraba el virreinato del Perú don José Antonio Manso de Velasco.

Sus padres fueron Santiago Rodríguez de Mendoza Hernani de Arbildo, un maestre de campo y la señora Juana Josefa Collantes García de Perea, una campesina. Ambos bautizaron a Toribio poco tiempo después de nacido por tradición católica, a casi dos meses de llegar al mundo, el 18 de julio de 1750 en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de Belén fue su cristianas.

 Educación

Desde muy pequeño se destacó como un buen estudiante. Inició estudiando gramática y latinidad en el Seminario de San Carlos y San Marcelo, ubicado en Trujillo. En 1766, le fue otorgada una beca totalmente pagada, a lo que procedió irse a Lima a ser parte del Seminario de Santo Toribio, en el cual obtuvo su título de Artes.

Ingresó a la Universidad Mayor de San Marcos, en la que logró graduarse de licenciado y doctorado en Teología en 1770.

El 16 de abril de 1779, se graduó de bachiller en Sagrados Cánones, San Marcos. Además, recibió su título de abogado ante la Real Audiencia de Lima, el 5 de junio.

¿Qué hizo?

Estudiante y profesor

En 1771 cuando se funda el Real Convictorio de San Carlos, el virrey Manuel Amat y Juniet invitó a Toribio a formar parte de los preparadores del centro de estudiantes, lo que lo designa profesor de Filosofía y Teología. Para 1773, lo nombran para la cátedra de Maestro de las Sentencias en San Marcos, reconociendo los méritos que se le atribuían. En 1778 recibe el presbiterato.

En 1780, obtuvo un cargo espiritual en la parroquia Marcabal, un pueblo de la serranía de Trujillo. Cinco años después, le pidieron que asumiera el puesto de vicerrector del Convictorio de San Carlos, ya que el centro de estudios en el cual se encontraba se había paralizado.

Reconocimiento al mérito

En 1785, el virrey Teodoro Croix lo designa vicerrector del Convictorio de San Carlos, y al siguiente año, cuando el Doctor Francisco Arquellada renuncia, tomó el puesto de rectorado interino y dos años después, el titular, en el cual estuvo hasta 1817 que renunció.

Durante su desarrollo en la labor educativa contó con el apoyo de Mariano de Rivero y Araníbar, vicerrectores, José Ignacio Moreno, presbítero, José Baquíjano y Carrillo, quienes donaron su biblioteca para brindarle el mayor de los conocimientos al alumnado de Toribio.

Para 1790, ingresó como parte de la Sociedad de Amantes del País, fundada por el reconocido periódico Mercurio Peruano, siendo un espacio para debatir las ideas de las ilustraciones para iniciar la  creación de la Academia Filarmónica.

En 1783, asume un cargo como catedrático de Artes y Prima de Escritura, en la Universidad de San marcos. En la misma, redactor mejoras en los planes de estudios que refrescaron muchos métodos de enseñanza para poder avanzar con las nuevas corrientes de la ilustración

Temor

El 30 de junio de 1801, fue designado vicerrector de la Universidad de San Marcos, por esas mismas fechas, estalla en América la revolución juntista, se desata en Perú represión absolutista comandada por el virrey José Fernando Abascal, en la cual el Convictorio de Carlos estuvo bajo presión ya que tenía maneras educativas que daban ideas muy liberales.

El virrey ordenó la visita del Convictorio San Marcos, estando a cargo de Manuel Pardo Ribadeneira; fue tanta la presión que Toribio Rodríguez de Mendoza presenta la renuncia al rectorado el 13 de mayo de 1817, antes que proclamaran su destitución.

De cura a político

Toribio después de la renuncia, se dedica a los deberes de su canonjía teologal, el cual obtuvo en 1814, pero unos años después, cuando el ejército ocupó Lima en Julio 1821, vio caerse como de una colina sus ideales patrióticos.

Toribio Rodríguez de Mendoza, fue uno de los primeros en firmar la proclamación del acta de Independencia, el 15 de julio de 1821, en Lima

Una vez instalado el gobierno del Protectorado del general José de San Martín, le proponen la presidencia de la Junta Eclesiástica de Purificación, y asumió el cargo, también se asoció a la Orden del Sol y a la Sociedad Patriótica, en 1822. Para ese mismo año fue designado diputado de Trujillo, a quién también le asignaron asistir y preparar el Primer Congreso Constituyente del Perú, junto a él, también asignaron 25 diputados más que fueron antiguos alumnos.

Precursor de la Independencia

Alejandro Toribio Rodríguez de Mendoza, logró alcanzar su título de precursor de la Independencia gracias a su labor como docente a lo largo de los años en Real Convictorio de San Carlos.

En el Convictorio realizó varias reformas educativas, que actualizaban el sistema de enseñanza, ya que el alumno debía leer para comprender pero no autocastigarse por no haber aprendido lo que leyó. Reforzó los estudios de ciencias naturales, física, matemática y propuso la creación de nuevas asignaron para que llegara a todo Perú.

También promovió los principios políticos y filosóficos surgidos en la Europa liberal, en sus alumnos, lo que les influía la necesidad inevitable de la independencia de su país. Fue parte de la creación de clases dirigentes, para trabajar por el bien de Perú y de servirlo patrióticamente, un ejemplo claro de su manera de educar era poner en igualdad a todos los hermanos peruanos.

Últimos años y muerte

Para 1824, tuvo que aguantar las humillaciones de los realistas cuando le impusieron 1000 pesos, que no pudo pagar por su pobreza.

Ya consolidada la Independencia del Perú, fue designado decano del Colegio de Abogados de Lima y rector de la Universidad Mayor de San Marcos.

En 1825, a los 75 años, fallece Alejandro Toribio Rodríguez de Mendoza.

Referencias bibliográficas

¿Cómo citar?
Toribio Rodríguez de Mendoza. Autor: Editores de BiografiaCorta.co Última edición: febrero 7, 2020. Disponible en: https://biografiacorta.co/toribio-rodriguez-de-mendoza/

Fin de la biografía.

Deja un comentario